Detenidas tres personas por hurto masivo de cable electrico.

16 de marzo de 2024, 12:37

Detenidas tres personas por hurto masivo de cable electrico.

Exito en una operación de la Guardia Civil de Illescas

La Guardia Civil de Illescas ha detenido a tres hombres españoles acusados de ser los presuntos autores de una serie de robos en distintas localidades de la provincia de Toledo. Se les atribuyen 82 delitos de robo con fuerza, en los que sustrajeron aproximadamente 1.200 metros de cableado eléctrico, afectando a una veintena de poblaciones.

Las detenciones se producen tras la continuación de actividades delictivas por parte de algunos miembros del mismo grupo que ya fue arrestado en septiembre del año anterior durante la operación ‘Suitel’.
En aquel tiempo se les imputaron 60 delitos por el robo de cableado de telecomunicaciones. A pesar de ello y después de quedar en libertad por orden judicial, volvieron a las andadas en sus delitos utilizando el mismo modus operandi, según fuentes de la Guardia Civil.

Los incidentes que llevaron a la reciente operación ‘Suitel II’ comenzaron con una denuncia interpuesta en enero de 2024 por una empresa de telefonía, que reportó 76 robos en repetidores repartidos por la provincia. Este delito no solo implicó la sustracción de un considerable tramo de cable de cobre y de ocho baterías de alimentación, sino que también provocó una notable interrupción en los servicios de comunicación, tanto de usuarios individuales como de operativos de emergencia.

Para cometer estos robos, el grupo de presuntos delincuentes viajaba en vehículos por rutas rurales y caminos apartados, seleccionando emplazamientos de telefonía para perpetrar sus delitos. Mediante el forzamiento de las vallas perimetrales y las puertas de acceso a los repetidores, obtenían gran cantidad de cable y baterías, causando notables deficiencias en el servicio de comunicaciones de las áreas afectadas.

El avance de la investigación llevó a la identificación y captura de los presuntos autores, uno de ellos al ser sorprendido intentando vender cobre en un establecimiento de chatarra de la provincia. Se destaca que este tipo de transacciones está estrictamente regulado para evitar precisamente este tipo de delitos. Los días subsiguientes resultaron en la detención de dos implicados más, mientras que un cuarto miembro del grupo identificado está pendiente de acción judicial.

Dos de los arrestados ya eran conocidos por las autoridades como resultado de la primera fase de la operación ‘Suitel’. Además,los acusados como delincuentes reincidentes con múltiples detenciones previas por delitos contra la propiedad. La operación ‘Suitel II’ culmina con el desmantelamiento de esta red criminal y el esclarecimiento de los 82 delitos cometidos. Los detenidos han sido presentados ante el Juzgado número 1 de Illescas, que estaba en funciones de guardia.

Tambien te podría interesar