Tres personas detenidas en Toledo por introducir ilegalmente en España a unas 100 personas.

06 de abril de 2024, 7:26

Tres personas detenidas en Toledo por introducir ilegalmente en España a unas 100 personas.

Pudieron obtener hasta un millón de euros

Tres sospechosos han sido detenidos en la provincia de Toledo por formar parte de una red de inmigración irregular que habría ganado hasta un millón de euros introduciendo a más de cien personas de forma ilegal en España. Les cobraban entre 14.000 y 16.000 euros.

Según ha informado la Guarda Civil en nota de prensa los integrantes de esta red de captación de personas de origen magrebí gestionaban mano de obra a nivel nacional y ofrecían sus servicios de intermediación principalmente a empresas agrícolas para dar forma de legalidad a la entrada de estas personas.

Todo empezaba con una oferta de empleo y la posterior contratación para su regularización, sin que finalmente estas personas llegaran a trabajar en las empresas o figuraban dadas de alta en la Seguridad Social durante un escaso periodo de tiempo.

Las empresas presentaban las ofertas de trabajo como puestos de trabajo de difícil cobertura con unas condiciones muy específicas, lo que dificultaba la posibilidad de encontrar trabajadores con esa capacitación entre el personal demandante de empleo en el sector agrario en la provincia de Toledo.

De esta forma obtenían un certificado que permitía a las empresas la contratación de trabajadores extranjeros en su país de origen, a los que se les ofrecía previo pago, un contrato de trabajo, para obtener un Permiso de Trabajo por Cuenta Ajena y un Permiso de Residencia Temporal.

En la investigación efectuada se calcula que habrían ganado hasta un millón de euros con las más de 100 víctimas que hasta el momento se han logrado identificar. Muchas de estas personas y tras no obtener la regulación prometida, están en situación de desamparo y otras con las deudas contraídas por la obtención de los 16.000 euros solicitados como pago previo.

Durante la investigación se han recopilado múltiples denuncias y manifestaciones de víctimas, que confirman las sospechas y muestran el modus operandi desarrollado por los detenidos. Hasta el momento, se ha detenido a tres personas en las localidades toledanas de Lillo y Villacañas, continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

La operación ‘Cone’, que es como se ha denominado a esta intervención, ha sido realizada por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo y el Grupo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial. También ha contado con el apoyo de la Jefatura de Información y la Unidad de Seguridad Ciudadana de Toledo.

Tambien te podría interesar